Mantenimiento del cuero

Mantenimiento del cuero Cuidado del cuero
Cuero Cuidado del cuero es un producto natural y por lo tanto se necesita un poco de mantenimiento. Especialmente los zapatos tienen que ser tratados con frecuencia para mantenerlos flexibles y resistentes al agua. Además, el tratamiento de cuero se asegura de que el cuero conserva su color y cualidades.

Limpieza
Especialmente con los zapatos es importante limpiar la piel con regularidad. La mejor manera de hacerlo es con un limpiador de cuero, que puede eliminar la suciedad y la grasa de los poros profundos de la piel. El limpiador de cuero tiene que trabajar en la piel, después de que el cuero se puede limpiar con un paño seco.

Frotar con cera o bálsamo
Cuero cuida de sí mismo, al igual que la piel. Esto se logra por medio de las grasas. Con cera o bálsamo que puede contribuir a este proceso natural. La cera está siendo absorbida por los poros, que da a la piel un brillo profundo y lo restaura, como resultado de lo cual el cuero mantiene su buena calidad durante un período de tiempo más largo. Cera se asegura de que el cuero se mantiene resistente al agua.
En general, lo mejor es mantener la piel una vez en seis meses, pero esto por supuesto depende de cuánto se utiliza un elemento. El exceso de mantenimiento hace que el cuero más fino y por lo tanto más débil. Debido a que la cera y bálsamo permanecen en los poros, tomará un tiempo antes de que el cuero sea insuficientemente grasiento. Sin embargo, podría ser necesario tratar los zapatos más a menudo, porque se ensucian más rápido.Trattamento con cera o balsamoLa pelle si prende cura di sé, come l'epidermide. Questo avviene attraverso il grasso. Con la cera o il balsamo si può favorire questo processo naturale. La cera viene assorbita dai pori, conferisce alla pelle uno splendore profondo e la ripara, il risultato è che la pelle mantiene la sua buona qualità per un periodo di tempo superiore. La cera assicura che la pelle rimanga impermeabile. E' importante ripetere il trattamento con cera o balsamo frequentemente.In generale è meglio trattare la pelle ogni sei mesi, ma questo sicuramente dipende anche da quanto viene utilizzato l'articolo. Troppi trattamenti rendono la pelle più sottile e quindi più debole. Dato che la cera o il balsamo restano nei pori, ci può volere un po' di tempo prima che la pelle diventi nuovamente secca. Ad ogni modo, può essere necessario trattare le scarpe più spesso, dato che si sporcano più facilmente.